Como cuidar nuestras colecciones

muñecas, juguetes, DIY, inspiración y mucho más

Cómo cuidar nuestras colecciones

247 0

¡Hola [email protected]! Hace ya algún tiempo me preguntábais por el cuidado de las muñecas, cuando tenemos una colección. No se trata de tener 500, 50, ó 5. Eso da lo mismo. Los consejos son aplicables independientemente del número de muñecas que tengáis, así que no penséis que este post no es para [email protected]

Hace poco que hablábamos de los inconvenientes con los que tenemos que enfrentarnos al tener una colección de muñecas. No es cuestión de tamaños, porque las nuestras son colecciones muy importantes para [email protected], y su tamaño depende del espacio del que podamos disponer en casa, más que de una cuestión de dinero (que también es un problema muy importante: si tuviera fondos ilimitados, tendría un montón de Silkstones y de Gold Label, pero no puedo permitírmelo. Soy realista y soy feliz con cada nueva incorporación a mi colección, independientemente de si es una Barbie Fashionista o una de otro tipo -bueeeenoooo, me hacen más ilusión las más raras, claro-).

Pero tenemos que lidiar también con otros temas que pueden convertir nuestra afición en una pesadilla (el espacio ya es una de ellas -yo no puedo disfrutar de mis muñecas porque ya están todas apiñadas-). Necesitamos tomar algunas decisiones importantísimas, como dejar o no las muñecas en sus cajas.

Personalmente, yo compro muñecas para mí, sin pensar en venderlas más adelante, así que excepto algunas piezas muy excepcionales, como las Monster High de la SDCC (San Diego Comic Con) y la Monster High de Lady Gaga (Zomby Gaga), el resto las tengo en vitrinas fuera de las cajas, incluso las Barbies Silkstone, porque quiero disfrutarlas, que para eso me sacrifico para poder conseguirlas. No invertiría mi dinero en muñecas para tenerlas en las cajas y que estas acumularan polvo, porque en mi casa no tengo espacio para tenerlas, y en las vitrinas caben unas pocas. Algunas incluso, en sus cajas, no caben en las vitrinas.

La ventaja que tiene conservarlas en las cajas es que no pierden valor. Todo lo contrario: incluso esto prevé futuras ventas. Además, se evita que sufran daños o que el polvo las deteriore. Las muñecas que se conservan en sus cajas tal cual se han comprado son las que veréis que se anuncian como "NRFB" (Never Removed From the Box – Nunca Sacadas de la Caja).

Esto que os estoy contando no es nada nuevo para [email protected], porque habréis visto fotos de colecciones que se mantienen en sus cajas y fotos de colecciones que están en vitrinas fuera de sus cajas. Así que vamos a pensar en estos dos tipos de colecciones.

Supongamos que vamos a conservar las muñecas en su caja:

  • Es muy importante conservar las cajas en un lugar seco y con temperatura estable (alejado de la humedad): nada de áticos, buhardillas, sótanos, garajes, bajos…, porque sufren cambios bruscos de temperatura.
  • Armarios: se pueden guardar en un armario, pero debería comprobarse que el fondo del mismo no esté en contacto con ningún tipo de humedad, que puede dar lugar a moho u hongos. También hay que protegerse de las polillas, por lo que debería guardarse naftalina (os aconsejo que sea aromatizada para evitar el olor que deja tan insorportable, y que hace que huelan las cosas a "viejo" entre las cajas. Hoy en día venden productos muy sofisticados que evitan ese tipo de olor tan desagradable. ¡Nadie querría comprar muñecas que huelan a naftalina!) Para evitar la humedad podéis guardar entre las cajas bolsitas de sílice (esas bolsitas que vienen en las cajas de zapatos o en los bolsos). Debéis cambiarlas con frecuencia, ya que pierden efectividad (entre 30 – 90 días). De todos modos, yo no os aconsejo guardar las muñecas (en cajas) en armarios, aunque si lo hacéis, no os olvidéis de ventilar con frecuencia el armario, sacar las muñecas y comprobar su estado una por una.
  • Si la caja está dañada por el moho deberíais pasar un paño limpio humedecido muy ligeramente para no humedecer la caja. También podéis probar a limpiarlo con un poco de alcohol.
  • Aunque estén guardadas, también debe quitarse el polvo que se acumule en las cajas. Debería bastar con un paño seco. ¿Frecuencia? Como poquísimo una vez al mes.

Aunque las muñecas estén conservadas en cajas, el cartón contiene ácido que puede dañar los trajes y accesorios a largo plazo. Si no váis a abrir las cajas, todo lo que podéis hacer es lo anteriormente explicado.

Supongamos que vamos a conservar las muñecas fuera de su caja (os aconsejo guardarlas en vitrinas cerradas con vidrio para que podáis verlas, pero nunca en estanterías abiertas por culpa del polvo, que deteriorará vuestras muñecas inexorablemente):

  • Recordad que os comentaba antes que en este caso las muñecas necesitan más cuidados porque el polvo puede dañar el pelo, los vestidos, los accesorios y el propio cuerpo de la muñeca, a pesar de estar guardadas en vitrinas cerradas con vidrios, que evitarán en gran medida la acumulación del polvo.
  • En este caso hay que limpiar las muñecas de vez en cuando (¿una vez al mes? Puede que os parezca mucho, pero a la larga merece la pena) en seco o ligeramente húmedo -dependiendo de lo sucio que esté-. Se puede usar un secador con la temperatura en frío (para eliminar el polvo) a una distancia de unos diez centímetros, y con la velocidad más baja que tenga el secador.
  • Si el peinado está bien, es mejor no tocarlo. La línea "Play Line" (las Barbies Fashionistas y otras de la línea de juego) son las que pierden el pelo más fácilmente, por lo que hay que tener especial cuidado con ellas. Con muñecas de colección como las Barbies Silkstone se puede dejar puesta la redecilla que traen en el pelo para evitar que se deteriore (yo se la quito para que queden más bonitas en las estanterías, pero yo tengo las muñecas para disfrutarlas yo, y con la redecilla quedan muy raras, a pesar de que se conserven mejor. Estos consejos lo óptimo que debería hacerse, no lo que yo hago).
  • Otro problema que podéis tener los que vivís en zona costera es que las muñecas se oxiden por el aire del mar. En otros lugares también puede oxidarse por el paso del tiempo. En este caso es mejor retirar las piezas oxidadas (si son accesorios) para evitar que puedan dañar la muñeca o la ropa, limpiarlos y guardarlos en cajitas clasificadas para saber a qué muñeca corresponden.

No os aconsejo guardar las muñecas desvestidas por un lado y la ropa por otro lado. Eso es complicado de gestionar: deberíais guardar la ropa en papel libre de ácido, pero nunca en bolsas de plástico ya que pueden acumular humedad, con la consiguiente aparición de hongos o moho.

En ambos casos (muñecas en cajas y en vitrinas), consejos aplicables:

  • Caja de cartón: tal como ya os comenté antes, la caja de cartón de la muñeca puede ser un elemento muy peligroso para la conservación de la muñeca. Después de un cierto tiempo es preferible exponer la muñeca en una vitrina. También os comenté que algunos coleccionistas guardan por separado la ropa y las muñecas en cajas con material libre de ácidos, como la muselina. En este caso es bueno mantenerlos en un lugar fresco y ventilado.
  • Accesorios: algunos accesorios de la muñeca, hecha de metal puede manchar el vinilo. Hay que tener cuidado con los pendientes, collares, pulseras y otros accesorios porque con el tiempo se pueden oxidar y volver el vinilo de la muñeca verde. Si no los quitáis de la muñeca, debéis comprobar regularmente cómo están.
  • Luz: Puede que esto os parezca demasiado, pero hasta la luz del sol puede causar daños a nuestras colecciones y puede cambiar el color del vinilo utilizado en la muñeca, y también cambiar el color de los trajes. Por estas razones, no deberíais tener la colección en contacto con la luz natural.
  • Temperatura: el calor es perjudicial; también el frío excesivo, pero sobretodo, los cambios bruscos de temperatura. Recordad también esto, aunque ya os lo comenté antes. Lo ideal es que la colección se encuentre en una habitación con una temperatura que esté entre los 20 – 25 grados.
  • Iluminación artificial: también puede ser perjudicial si tenéis una de esas vitrinas con focos. Pueden deteriorar el color del vinilo y de los trajes, igualmente. Lo ideal es que sea una luz débil e indirecta, y que se mantenga alejado de las muñecas. El color amarillo es menos dañino, pero no mantener encendido más que un momento puntual. Recordad que si la vitrina lleva focos empotrados estos también producen calor, y el calor también es un problema;
  • Polvo: incluso en una vitrina cerrada con polvo se filtra el polvo, aunque en menor cantidad. Hay que evitar mantener abiertas las puertas durante mucho tiempo. Para limpiar se puede usar una mini aspiradora o un secador de pelo, tal como os expliqué anteriormente, o pinceles de diferentes tamaños para limpiar pequeños espacios en la cara, el pelo, el cuerpo, o la ropa de la muñeca.
  • Humedad: os recuerdo lo que hablamos antes de las bolsitas de sílice.
  • El humo del cigarrillo: debe mantenerse alejado de la colección, no sólo porque aporta olor a las muñecas y/o embalajes, sino porque también mancha algunos tipos de tejido.
  • Freír: esto debería ser evidente: las cajas y/o muñecas se impregnarían de grasa, además del olor que irían adquiriendo. En una palabra: esto es un asquito. Totalmente desaconsejado tener vuestras colecciones en salones con cocinas americanas.
  • Crema de manos / perfume: pueden aportar olores o grasa a las muñecas o embalajes. Es muy importante (cuando se vayan a manipular) tener las manos completamente limpias y secas, sin ningún olor ni residuo. Lavar las manos y luego pasarlas por alcohol, si es necesario.
  • Estanterías / gabinetes de madera: (no es mi caso porque mis estanterías son de aglomerado con una chapa blanca) la madera tiene un ácido llamado lignina. Las telas en contacto con la madera durante mucho tiempo pueden adquirir un tono marrón, debido a que la madera se puede ir quemando por medio de este ácido. En este caso lo ideal sería poner un paño o un papel libre de ácido (sustituirlos con regularidad cada vez que se empiece a manchar). Lo ideal es optar por estantes de cristal.
  • Soportes:  actualmente la mayoría de los soportes son de plástico, y estos no manchan ni dejan residuos. Pero hay que tener cuidado con los soportes metálicos porque pueden oxidarse con el tiempo y manchar el vinilo o los trajes.
  • Insectos: comprobar cada seis meses si el sitio donde está la colección está libre de insectos (como polillas o termitas), que pueden dañar la ropa y el pelo de las muñecas. La naftalina puede ayudar a eliminar este tipo de plaga (recordad lo que os conté antes sobre el olor y el tipo de naftalina que os aconsejo, en el caso de que tengáis que usarla). En caso de plaga, retirar las muñecas y dejar la naftalina durante unos días. Cuando la plaga esté controlada (los insectos muertos), retirar la naftalina y limpiar la zona, asegurándose de que ya no hay olor. En el caso de termitas, el problema es muy probable que pueda persistir ya que pueden estar dentro de la madera, con lo que la solución podría ser cambiar de vitrina.

Estos son sólo algunos consejos básicos para el cuidado de una colección. Son cosas de sentido común, pero si algun@ de [email protected] sabe algún otro truco o conoce algún otro problema que no se ha incluido aquí, os agradecería que contribuyérais a mejorar estos consejillos. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de que nos sean útiles a [email protected]

¡Nos vemos (leemos)!

Otros posts...

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies