Conociendo a los Dodez, la familia de "Villa Eulalia"

muñecas, juguetes, DIY, inspiración y mucho más

“Villa Eulalia”: la historia de la familia Dodez

521 0

"Villa Eulalia" es propiedad de la familia Dodez, y su residencia habitual. Fue construida en tiempos de don Manuel Dodez, "el indiano", cuando volvió de Cuba, justo antes de la Guerra. En el estilo arquitectónico de la casa queda patente su estancia en aquellas lejanas tierras … Puede que también nos recuerde a las mansiones de las plantaciones algodoneras sureñas, como la de Scarlett O'Hara en "Lo que el viento se llevó", pero en la plantación (tabaco) que don Manuel poseía, había una casa muy parecida a esta, en la que vivió los momentos más felices de su vida junto a su amada esposa… En cierta manera, esta casa es una especie de tributo a ella, y una forma de mantener vivo su recuerdo no sólo para él mismo, sino también para su familia…

"Villa Eulalia" es la típica "casa de indiano", lo que hace que destaque de especial manera sobre todas las demás del pueblo (incluído el Pazo de los Otero, cosa que no le perdona Rosalía Otero: "Estos nuevos ricos podrán tener más dinero y tierras que nosotros, pero nunca conseguirán que les tratemos como iguales. ¡Qué se habrán creído! No dejan de ser campesinos analfabetos venidos a más…", afirma siempre, corroída por la envidia -y otras cosas-…

Además de la belleza del edificio y del resto de elementos construidos en la propiedad, el hecho de que se divise desde bastante lejos hace que todavía sea más notoria su presencia, añadiendo aún más rencor y envidia entre ellos.

Los Dodez no sólo tienen en contra a Rosalía Otero, sino también, como era de esperar a la suegra de esta, Águeda Enríquez, cuyo hijo menor, don Antonio Doallo, alcalde del municipio y diputado en las Cortes, se casó con la única hija de los Otero… Las malas lenguas dicen que fue un matrimonio de conveniencia, y que doña Rosalía aún sigue enamorada de don Manuel (de ahí tantas rencillas y resquemores por parte de estas dos mujeres…), desde aquellos juegos infantiles entre la hija de los señores y uno de los 10 hijos de unos de sus varios caseros, los Dodez… Mucho ha llovido desde entonces…

Águeda Enríquez hizo todo lo posible por concertar desde muy niños el matrimonio entre su hijo Antonio y Rosalía, por si de aquellos inocentes juegos de niños surgiera un amor correspondido…

Al contemplar "Villa Eulalia", no se sabe si por la propia orografía de las tierras en las que está enclavada, o si se debe a algo más misterioso, la gente comenta que les parece altiva, orgullosa, inalcanzable, como una bella mujer… Así dicen que era doña Isabel, la esposa de don Manuel… Vivieron una preciosa historia de amor, como esas de las novelas que tanto le gustan a su hija Nieves: doña Isabel murió en el parto de su única hija en Cuba, aunque él no pudo dejarla allí, olvidada… El magnífico -y modernista- mausoleo familiar contrasta con la sencillez de la románica iglesia parroquial, eclipsando por completo a los de las familias Otero, Doallo y Enríquez, mucho más austeros, tristes, y funcionales. Cada semana le llevaba flores frescas y charlaba un rato con ella, poniéndola al tanto de las gracias de los nietos, pero sobretodo, para decirle lo mucho que la extrañaba… Don Manuel murió con una sonrisa en los labios, pronunciando su nombre, y Rosalía Otero lloró muy amargamente su pérdida (siendo así el principal tema de conversación de cotillas y morbosos, aunque, eso sí, de la alta sociedad, claro está).

 

¿Qué os parece? ¡Menudo "Falcon Crest", (pero a la gallega…)!

La familia que habita "Villa Eulalia" está formada por cinco miembros:

  • don José Martín, el padre (34 años)
  • doña Anita Dodez, la madre (29 años)
  • Manolín, el hijo (7 años)
  • Laly (Eulalia), la hija (6 años)
  • Coqué (José), el bebé (2 meses)

Don Manuel estaba muy orgulloso de ser el padrino de su primer nieto (como manda la tradición, al ser el padrino de bodas de su hija Anita), por eso comparten nombre, pero la niña de sus ojos era su nieta, Laly. Ella es la razón de que la casa se llame "Villa Eulalia": durante mucho tiempo la casa no tuvo más nombre que "la casa del indiano", cosa que a la familia no le gustaba demasiado, y para terminar con ello, aunque en un principio iba a ser "Villa Isabel", en recuerdo a la mujer de don Manuel, cuando nació la niña decidieron que a partir de ese momento habría dos Eulalias en la familia.

 

Iré añadiendo más datos sobre la familia, según vaya avanzando la construcción de la casa, porque aún no tengo todo decidido…

 

Algunas cosas que aún tengo que decidir…

A) la profesión de don José Martín. Las opciones que me gustan son estas (las pongo por orden de preferencia, de mayor a menor):

  1. médico: creo que ya comenté en otro post que me encantaría poder tener una consulta médica en la casa, con su esqueleto y todo! Me estoy planteando seriamente, antes de empezar con la fachada de la casa en añadir dos o tres estancias a la casa (tengo tablero de okume de 3mm de grosor, igual que el grosor del tablero del kit de la casa.
  2. escritor: lo que más me gusta de esta opción es la máquina de escribir (que me temo que tendré que comprar…) y decorar una habitación entera como biblioteca, con un precioso escritorio, con pluma, tintero, secante, etc, etc, etc. Esta opción también me gusta mucho (aunque sigue ganando la opción del médico).
  3. arquitecto: me complicaría mucho hacer maquetas de casas (porque no me imagino un arquitecto que no tenga al menos una maqueta de sus obras…) y planos de sus proyectos, pero también quedaría muy bonito
  4. abogado: similar a la del escritor, aunque no creo que sea tan necesaria la máquina de escribir.
  5. político: similar decoración y elementos con respecto a la opción de escritor y abogado.

De todas estas profesiones me gustan especialmente la de médico y político para "dar juego" en la historia de la saga familiar. Quiero que sea un médico altruista, que no cobra a los vecinos pobres, y acude a casa de cualquier enfermo (sea quien sea). Quiere evitar que muera tanta gente por tísis, por eso se dedica a investigar sobre el tema. Ha comentado al alcalde que hay que crear una red de alcantarillado municipal para evitar las diarreas y otras enfermedades infecciosas, y para que esto sea posible, la familia Martín Dodez pondrá el capital necesario. También han sufragado el hospital municipal, una biblioteca pública y la escuela, recién inaugurada, y que han dotado con los últimos adelantos de la época: baños separados para niños, niñas y profesores; teléfono, radio, mapas de España y del mundo, láminas del esqueleto, músculos, órganos, circulación sanguínea, aparato digestivo, aparato reproductor (lo que ha causado bastante revuelo y críticas -por lo que, de momento, está guardado bajo llave en el despacho del Director), etc, etc, etc. También hay gimnasio, aula de música, aula de pintura, aula de pretecnología… ¡y hasta un laboratorio! Por supuesto también hay un salón de actos, aunque demasiado elegante para ser un simple salón de actos de un centro académico. El propósito es que también sea usado como teatro y cine, además de para las funciones escolares. Lógicamente, también será el lugar de reunión para actos políticos de tipo que sean.

Así, los Dodez no son los ricos de la zona, sino los grandes benefactores de sus convecinos. Don Manuel siempre tuvo esto muy claro. Estaba decidido a, no sólo mejorar él y su familia, sino también su tierra… En honor a él la escuela lleva su nombre "Antonio Dodez Vilela"

B) la profesión de doña Anita Dodez. Quien me conozca se sorprendería de que la mujer no tuviera una profesión, aunque sea una mujer de los años '20 del siglo XX. El hecho de que sea una riquísima heredera no tiene que ver con el hecho de que ella siempre quiso tener una profesión (además de su familia…) Es una mujer feminista, sufragista (está muy comprometida en la lucha por el voto femenino, como no podía ser de otro modo), le encanta seguir la moda (siempre está pendiente de la última moda en París; una o dos veces al año su marido la lleva de viaje para que traiga vestidos y telas maravillosas), y la critican bastante porque monta a caballo con pantalón de hombre, ya se ha subido a un aeroplano -pilotando ella- y en globo aerostático. Por supuesto, conduce su propio coche, un precioso biplaza blanco.

No tengo claro si quiero que sea boticaria o maestra… Una de las dos, casi seguro. Pero, además, en sus ratos libres le encanta cocinar para su familia (aunque tengan servicio), coser y bordar.

Si puedo le hago una estancia a la madre para sus aficiones (un cuarto de costura).

También sería genial poder contar con una escuelita en casa para los niños, donde la institutriz de los niños les diera clase a diario (en el caso de que la madre, finalmente, sea boticaria).

 

Tengo que seguir dándole vueltas a estas dudas…

 

¡¡¡FELICIDADES A TODOS LOS JOSÉS (y variantes)  Y MARÍAS JOSÉ (y variantes)!!! Y, por supuesto ¡¡¡FELICIDADES A TODOS LOS PADRES!!!

 

Nos vemos (leemos) !

 

[ad#Banner Grafico Horizontal]

Otros posts...

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies