Os propongo un reto sin fecha: ¿cómo de "muchimillonari@s" sois?

muñecas, juguetes, DIY, inspiración y mucho más

Os propongo un reto sin fecha: ¿a que [email protected] también sois “[email protected]”?

871 4

Como podéis ver en el blog, todos los días hay muchos nuevos comentarios. ¿Sabéis cuáles son mis favoritos? Aquellos en los que compartís vuestra alegría con [email protected] [email protected] demás inspiránDIYers, porque este es un blog positivo, hecho con muchísima ilusión, muchísimo cariño, donde el buen rollo y lo que de verdad importa en la vida son las cosas sobre las que de verdad escribo (aunque pueda parecer que sólo hablo de muñecas, colecciones, y otras cosas materiales)…

Comparto con todos vosotros una de las últimas fotos que he encontrado de mí feliz, sonriendo (a pesar de los kilos de más -GRRRR!!!-), junto a mi amiga (y entonces, también compañera de trabajo) Noe:

con mi amiga Noe en nuestro Centro...
con mi amiga Noe (Noe, Raquel, Ruth y yo somos el grupo de "amigüitas) en nuestro Centro -nos conocimos trabajando allí- (RIP: ¡¡¡dichosa crisis…!!!)

¿Cuántas veces me he confesado "muchimillonaria"? Pues sí, lo soy, pero no de cosas materiales (vivimos en un piso alquilado, yo usaba -hace casi 2 años que no puedo conducir- el coche que se compró maridito cuando empezó a trabajar -en 1996: un "Corsita"-, y maridito usa el coche que compré en 2007 -un Opel Astra 3 puertas-, nuestra tele es de las de "culo" -¡¡¡y funciona de maravilla!!!-… y nuestros trabajos son mileuristas -aunque desde el 1 de septiembre me he quedado sin trabajo, porque cierra-).

¿Por qué digo que soy "muchimillonaria" si soy tan normal como cualquiera de [email protected]? ¡¡¡Porque tengo el cariño de muchas personas!!! Y desde que escribo este blog, también compartimos ese cariño [email protected] y yo 😉 Y, de verdad, que eso es lo único importante para mí. Por mucha colección que tenga o que deje de tener, si no me quisiera Gerardo (maridito), ni mi familia (¡¡¡HOY ES EL CUMPLEAÑOS DE MI MADRE!!! ¡¡¡FELICIDADES, MAMI!!!), ni mis [email protected], ni sus [email protected], ni muchas personas con las que he compartido parte de mi vida (compañ[email protected] de trabajo, de universidad, profesores del cole, de la universidad -la mayoría son casi de mi edad-), sin ese cariño muchimillonario, todo lo demás no valdría para nada, ni me ayudaría a superar esta enfermedad.

Aquí estoy junto a mis padres (es una prueba de una foto de estudio de familia). ¡¡¡Menos mal que han cambiado las modas!!! Mi madre tendría unos 36 años y mi padre unos 37, y yo unos 2

Aquí estoy junto a mis padres (es una prueba de una foto de estudio de familia). ¡¡¡Menos mal que han cambiado las modas!!! Mi madre tendría unos 36 años y mi padre unos 37, y yo unos 2. ¡¡¡FELIZCUMPLE, MAMI!!!

No puedo evitar recordar muchos anuncios, películas, libros, canciones, etc., cuando escribo posts de este tipo (en plan "charlita filosófica", pero lo hago desde lo más profundo de mi corazón, y con todo el cariño que cabe en las palabras que llegan a vosotros gracias a Internet). Y en esta ocasión, también tengo un anuncio para hablar de esto. Y, de nuevo, es un anuncio de IKEA (voy a tener que pedirles una "ayudita" económica, porque les hago mogollón de publicidad…) Todos lo recordaréis, porque es de hace un par de años:

This movie requires Flash Player 9

Y, por supuesto, relacionado con el mismo tema del "muchimillonarismo", y los testamentos, otro anuncio de la misma campaña, en el que se habla de las cosas importantes de la vida, las que de verdad importan, son valiosas:

This movie requires Flash Player 9

Os hablaba de cuáles son los comentarios favoritos que recibo a través del blog: los primeros de mi lista son aquellos que escribís cuando conseguís hacer vuestro primer DIY. ¡¡¡Es una emoción tan especial que es muy difícil describirla con palabras!!! ¡¡¡Hay que sentirla!!! Sabéis que no exagero. Después de estos comentarios, me encanta leer aquellos en los que me contáis que habéis conseguido algo nuevo para vuestras colecciones, sobretodo cuando ese "algo nuevo" llega después de haberos esforzado: sacando buenas notas, ahorrando, trabajando, ayudando en casa… No sé por qué, pero siempre valoramos mucho más (y se convierten en especiales) aquellas cosas que más trabajo nos ha costado conseguir. Uffff, ¿se nota demasiado que soy una persona mayor? Vale, vale, pero aunque a mí también me pasaba lo mismo (las cosas que me decían los mayores me parecían un rollo), he visto cómo tenían razón (aunque no me gustara…)

En esta otra foto podéis verme junto a mi primer grupo de alumnos, en 2001 (¡¡¡cuántos buenos recuerdos!!! Lucía, la única chica de la foto, se ha convertido en una de mis amigas íntimas).

con mis primeros alumnos (Lucía -la única chica- se ha convertido en una de mis amigas íntimas))

¡¡¡Hay tantos comentarios y tantas respuestas que merecerían estar en un post…!!! Pero como siempre, lo malo es el tiempo: sólo soy una persona, y además, en estos momentos no estoy al 100% (como en los videojuegos, cuando tenías 5 vidas y ahora te quedan 3… Sería algo así). Pero eso ya lo sabéis… Para poder hacer toooodoooo lo que necesitaría este blog tendría que contratar ayudantes, pero eso es algo imposible, no sólo porque ahora mismo la que necesita un trabajo soy yo (por eso quiero abrir la tienda online cuanto antes), sino porque si alguien me ayudara a escribir, esto ya no sería el blog de Taqué-Taqué, porque no sería yo la que os escribe. ¡¡¡Eso nunca va a pasar!!! Tarde lo que tarde, siempre os escribiré, y veréis publicadas las fotos que me enviáis en el blog, pero para eso necesito tiempo. Primero tengo que recuperarme. Luego, todo lo demás llegará solo… ¡¡¡No me enrollo más!!! Mira que soy pesadita…

Este post lo escribo porque he recibido dos comentarios que me han dejado muy preocupada… ¡¡¡Así somos las personas mayores!!! Puede que os parezcamos un rollo muchas veces, pero es justo todo lo contrario: no nacimos siendo "viejos" (más mayores que vosotros, y eso, porque las personas no podemos elegir cuándo ni dónde queremos nacer…) Primero fuimos niñ@s, así que muchas de las cosas que os pasan, ya las hemos vivido [email protected] Sabemos cómo es eso de que tu mejor amig@ cambie de mejor amig@ (¡¡¡piensas que es el fin del mundo!!!), y muchas otras cosas (no voy a enrollarme). Puede que haga más tiempo que hemos nacido, pero no somos tan [email protected] ¡¡¡Sólo necesitamos una oportunidad!!!

A [email protected] inspiránDIYers que querían hacer su primer DIY, pero que no sabían coser, les he dicho que le pidieran ayuda a sus madres o a sus abuelas. ¿Y sabéis qué? ¡¡¡Ha sido genial!!! A ellas les encanta poder compartir tiempo con [email protected], y además, seguro que habéis descubierto que tenéis muchas cosas en común que no sabíais… Me encanta ayudar a que pasen estas cosas ;), y mucho más si las compartís con [email protected] [email protected]

Como os decía, escribo este post porque me ha preocupado (y me ha entristecido) recibir dos posts.

Este es el segundo, pero como copié en él el primero, aquí los tenéis:

Natalia me decía:

ojala tubiera yo esa coleccion estoy enfadada

Esto es lo que yo le comenté:

Hola Natalia!!!

No tienes por qué estar enfadada, y mucho menos conmigo 😉 ¡A mí me gusta compartir las fotos de mi colección con todos vosotros! Hasta que empecé a escribir este blog, mis muñecas estaban escondidas donde nadie que viniera a casa pudiera verlas, porque me moría del corte. No quería que pensaran que soy una "rarita" por tener estas aficiones… A ninguna de mis amigas les gustan estas cosas, y aunque cuando empecé a escribir el blog no me atreví a hablar sobre mi colección (porque no quería que nadie pensara de mí que era un "bicho raro", una "friki", "infantiloide", o cosas peores… Pero cuando conseguí el pack de Azafatas de Nancy de Colección y la Nancy Geisha (siempre quise tenerla cuando era pequeña, pero ni el vestido de Geisha ni el de Andaluza llegaron a mi casa nunca…) sentí tantísima alegría, que ni me lo pensé: necesitaba compartir con alguien esa alegría, aunque nadie me entendiera…

Soy una persona mayor (tengo 41 años), y las colecciones se van haciendo poquito a poco, con el paso de los años (en 41 años hay: 41 cumpleaños + 41 días de mi santo (Santa Ana) + 41 Navidades + 41 Reyes Magos + 1ª Comunión + Regalos de Fin de Curso (siempre me ha gustado mucho estudiar, aprender cosas nuevas -sí, también en el cole, aunque a [email protected] de [email protected] os parezca un rollo… Todo lo que aprendes en el cole, por inútil que te parezca, no es así… Y una de las cosas más importantes es saber redactar correctamente… ¡y no cometer faltas de ortografía! En los C.V. (Currículum Vitae) las faltas de ortografía hacen que un/a candidat@ pierda muchísimos puntos… o incluso todas las opciones para conseguir ese trabajo…) + 7 aniversarios (como novios) + 12 (el 12 de octubre será nuestro 12º aniversario) aniversarios de boda + regalos que he recibido cuando alguien se ha ido de viaje + regalos que he recibido cuando he estado enferma (han sido demasiadas veces, y en muchas ocasiones, "cosas" graves) + regalos porque sí + no-sé-cuántos regalos de amigo invisible + todos los demás regalos que he recibido por otros motivos (aunque ahora no recuerde cuáles han sido).

Si sumas todo lo anterior (¡¡¡seguro que me olvido de muchos regalos!!!) son muchos regalos… Alguna ventaja tenía que tener ser tan mayor (viejecilla, jejeje) como yo.

Así que, no te enfades: ¡¡¡disfruta de las muchísimas cosas que seguro tienes!!! No importa la cantidad de cosas que tenemos, sino cómo nos divertimos con ellas, el cariño que les tenemos, etc.

De pequeña sólo tuve 1 Barbie (la Barbie Superstar), y la verdad es que nunca se me ocurrió pensar en que necesitara tener ninguna otra. ¡¡¡Esa Barbie fue muy especial para mí!!! Me divertía muchísimo haciéndole vestidos con los trocitos de tela que mi madre iba a tirar (mi madre me hacía unos vestidos preciosos; mucha gente le preguntaba que dónde me los había comprado!!!): los "recortes" de las cosas que ella cosía a máquina (mi madre es una artista!!!), peinándola, inventándome historias… Tampoco me regalaron muchos vestidos para esa Barbie, pero es que, de verdad, me divertía más haciendo mis propios vestidos (ya ves que el DIY me gusta desde siempre. Puede que porque mi madre y mi padre sabían hacer muchísimas cosas. A mí me encantaba mirar cómo hacían esas cosas, aunque no he podido aprender a hacerlas todas…) que con los vestidos comprados. Además, no sé por qué, los vestidos de Barbie no me llamaban la atención… Los que sí me gustaban (y tuve muchísimos) eran los de mi Nancy y los de mi Lesly… pero no conservo ninguna de mis muñecas, y eso, eso sí que es muy triste. ¿Sabes cómo me consuelo? Pensando que nadie puede quitarme mis recuerdos (excepto el Alzheimer y otras enfermedades similares. ¡Cruzo los dedos para que no me pase!)

Te propongo una cosa (¡OS LA PROPONGO A [email protected] [email protected] QUE ESTÁIS LEYENDO ESTE POST!): hazle fotos a tus juguetes y me las envías al mail del blog: [email protected]

En ese mail, además de las fotos, tienes que contarme la historia de cada uno de tus juguetes: quién te lo regaló, cuándo/por qué te lo regalaron, si hay alguno que te hayas comprado tú con tus ahorros (¡¡¡esos son geniales!!! Tienen algo muy especial, porque los has conseguido con tu esfuerzo ;)), cuál es tu favorito, cuál es el primer juguete con el que recuerdas haber jugado… ¡¡¡Todo lo que quieras sobre ello!!! Yo publicaré lo que me cuentas con las fotos de tus juguetes en un post especialmente dedicado para tí 😉

¡¡¡Estoy segura de que descubrirás que tienes muchos más tesoros de lo que piensas!!!

Aunque esto sí que te parecerá una "chorrada de persona mayor", te prometo que es cierto: ¡¡¡no es más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita!!! Tener muchos juguetes, muchas muñecas (o lo que sea) no nos hace más felices. Al final descubres que lo que te hace feliz son cosas que no cuestan dinero (ni se pueden comprar con él): tener una familia que te quiera, un grupo de amigas, una mejor amiga, una prima -o la hija de unos amigos de tus padres- a la que le cuentas todo (y a la que quieres mogollón), que en tu clase esté alguna de tus mejores amigas, o si no, que en tu clase también tengan amigas con las que te lo pasas muy bien… ¡¡¡Hay muchísimas otras cosas!!! Te invito a que las descubras. Ya verás como eres "muchimillonaria" en cariño y como tus juguetes son auténticos tesoros.

—————–

Ayer le escribía este comentario a Sara, otra seguidora del blog. Como las dos me decíais más o menos lo mismo, copio lo su comentario:

yo lloro… no tengo ni la mitad que tu. Me encantaria encantaria encantaria tener las monster high de fiesta sobre todo a clawdeen y cleo porque frankie la tengo ya….. me deprimo….

Y esta es la respuesta que le escribí:

No sé cuántos años tienes. Yo soy una persona mayor (tengo 41 años, aunque “por dentro” soy muchíiiiisimo más joven. Por dentro no envejezco 😉 ). Las colecciones se consiguen poquito a poco (así también es más divertido), y además, si me dejas que te dé un consejo: compararnos con otras personas es muy malo para nosotros. Siempre habrá personas mejores que nosotros (más guapas, más altas, más listas, más delgadas, más ricas, con una colección más grande que la nuestra, un coche mejor, que viva en una ciudad con playa -Ourense es la única provincia gallega que no tiene mar-, en una ciudad que tenga Corte Inglés, Toys ‘R Us u otras grandes superficies donde poder conseguir nuevas cosas para nuestras colecciones…), pero al mismo tiempo, también hay mucha gente a la que le gustaría tener cosas que nosotros ya tenemos y que no valoramos…

No importa cuántas muñecas tengas, de verdad. ¡¡¡Lo único importante es que te hagan feliz y que puedas disfrutar de ellas!!! Yo estoy enferma desde hace casi 2 años, y me encantaría poder disfrutar más de mi colección y de mis otras aficiones… Pero no me quejo: tengo un marido que me quiere muchísimo (¡¡¡y yo a él!!! Él es lo más importante de mi vida), mi familia, mis [email protected], mi ahijad@ y su hermana, [email protected] [email protected] de mis [email protected] (los quiero como si fueran mis [email protected]), escribo un blog sobre las cosas que me apasionan, y gracias a él he dejado de sentirme un bicho raro, porque he podido contactar con otras personas como tú, porque compartimos todas estas cosas tan geniales 😉 … Y confío en que muy pronto (aunque todavía no sé cuándo será) dejaré de estar enferma (por eso he tardado tanto en escribirte, pero aunque tarde, siempre os escribo a todos, y siempre publico toooooodoooo lo que me enviáis, aunque tarde mucho porque se han ido acumulando muchas cosas).

¡¡¡No te deprimas!!! ¡¡¡Tienes muchas razones para estar feliz!!! Disfruta de todo lo que tienes (primero de las personas que te quieren y a las que tú también quieres, y después las cosas -eso es lo menos importante y lo menos necesario en la vida, créeme-), y espero que a partir de ahora sigamos en contacto y me cuentes muchas cosas.

¿Te animas a participar en alguno de los retos? ¿Te apetece enviarme fotos de tus muñecas -¡¡¡no importa cuántas tengas!!!-, tus dibujos, tus DIYs -las cosas que hagas para tí, para tus muñecas, para tus [email protected] o para otras personas…-? Me encantará recibirlas, y en cuanto pueda, las publicaré en el blog 😉

Un beso muy muy grande!!!

Hasta muy pronto 😉 !!!

¡¡¡Estoy deseando recibir tu email con tus fotos y todo lo que te preguntaba antes!!!

Un beso muy muy grande!!!

Hasta muy prontooooo!!!

Buen findeeeee!!!

No creo que haya mucho más que añadir. Ya me contaréis, mis [email protected] inspiránDIYers!!!

Nos vemos (leemos)!

[ad name=”Banner Grafico Horizontal”]

Otros posts...

4 Comments

  • andrea.vera dice:

    ana, no te imaginas lo que me ha emocionado este post, no lose estas cosa me llegan al alma, te cuento que yo aun conservo la unica muñeca que tuve de niña, claro que la tengo un  tanto escondida y hoy despues de meses leyendo tu blog me siento un tanto avergonzada de esconder a la pobrecilla, hace ya algun tiempo te envie algunas fotos de mi coleccion espero que te hayan llegado, no son muchas pero las quiero a todas y cada una, ahora he tenido la suerte de poder comprar un mueble para poder exhibirlas, yo le llamo la casita de las monster y asi puedo verlas bien ordenadas  y es increible la ilusion que esto me hace, lo feliz que me siento incluso ya no siento la necesidad inmediata de comprar mas monster, lo que tengo me llena el corazon y me dan mucha alegria y recuerdo siempre lo afortunada que soy de poder gastar parte de mi dinero en estas cosas

    • Estoy de acuerdo contigo en todo, Andrea (como siempre)!!!

      Sí, estoy segura de que tengo las fotos de tu colección, pero todavía no he podido publicarlas, como tantas otras maravillas que me enviáis…

      ¡¡¡Estoy deseando conocer a tu muñeca, pero sobretodo, que nos cuentes “vuestra” historia juntas ;)!!!

      Un beso muy muy grande!!!!

  • Marina dice:

    Hola Taqué-Taqué!
    ¿Tontería de mayor? Noo!! A mí me encanta este reto, ten por seguro que lo voy a hacer! A mí también me gustaría tener una Merl, pero yo suelo pensar que yo piensoen que querría tener una Merl y otra gente piensa en que le gustaría tener algo que comer, porque no todo el mundo tiene tanta suerte como [email protected], hablo en general, ya sé que tu tienesdepresión y no es mucha suerte, pero tienes comida, una casa, una mamá genial (felicidades de mi parte para ella!), un marido que te quiere… Todo eso, que está muy bien :). Yo tendré que ponerme a desenpolvar (esa palabra existe? xD) juguetes para mandarte las fotos… Seguro que me pongo súper nostálgica!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies