La vida te da sorpresas, soooorpresas te la da vida, ay, Dios... Yo, mi, me, conmigo... ¡¡¡y maridito!!!

muñecas, juguetes, DIY, inspiración y mucho más

La vida te da sorpresas, soooorpresas te la da vida, ay, Dios… Yo, mi, me, conmigo… ¡¡¡y maridito!!!

1.11K 0

Antes de presentaros a Megan Byte (la profe de Byteology Informática– del Instituto "Monster High"; esta es la asignatura favorita de Robecca Steam, una de mis MH favoritas), dejadme que os explique qué me ha pasado esta vez… (os advierto que hay muuuuuchoooo rooooollooooo antes de enseñaros mi primer MH customizada). ¿Cuándo podré poner la bandera verde -y la azul!!!- en mi playa (es una metáfora)? Entre la amarilla y la roja esto es un caos… Menos mal que no hay medusas (virus, bacterias, infecciones…), así que, desde ese punto de vista, no me quejo… A pesar de todo esto, ¡¡¡no me rindoooooo!!! "Esto" (sea lo que sea) no va a poder conmigooooo!!!

Resiliencia: el resiliente sale fortalecido de las adversidades

Resiliencia: ese es el secreto para no rendirme. Estoy segura de que esto terminará (aunque todavía no sepa cuándo será eso…) y por supuesto, no volveré a ser la misma, ¡pero será un cambio positivo! Es muy cierto eso de que "lo que no te mata, te hace más fuerte", y con lo mal que lo estoy pasando, tendría que conseguir mucha fortaleza… Si esto fuera un videojuego, tendría que estar a tope de bolas de energía y de pociones de curación… Pero la vida real no es tan "matemática" (¿lógica?). Ojalá… A pesar de todo (super-re-que-te-insisto), ¡¡¡no podrán conmigo ni los cólicos, ni los bajones, ni ná de ná!!! Lo sé. No tengo una explicación, pero lo sé porque no puedo desearlo más, y porque las toneladas de cariño que recibo todos los días son mágicas. ¡¡¡Estoy segurísima!!!

Le pregunto a maridito (lo tengo "saturaooooo" al pobre…) todos los días por qué la gente me trata con tanto cariño, porque me sorprende encontrarnos con personas a las que hacía mucho tiempo que no veíamos y cómo me tratan… Maridito siempre me dice que me pregunte a mí misma por qué será, que algo tendré que haber hecho yo, pero -como siempre- hago las cosas espontáneamente, tal como las siento, y por eso no soy consciente de ellas… ¡Menos mal que le tengo a él! Me preocupa "vampirizarle" demasiado porque necesito muchísimo apoyo. No soy capaz de "arrancar", y eso no es nada bueno. A estas alturas tendría que ser más consciente de los porqués, de las respuestas a las preguntas que me hago…, pero a pesar de tener millones de razones para superar todo esto definitivamente, sigo estando muy insegura, muy triste… Todavía me quedan batallas (además de las "batallitas" que hacen que mis posts sean casi eteeeeeernos…) por ganar. Pero esta guerra la gano sí o sí. De eso estoy segura, aunque todavía tenga muchos miedos, inseguridades, dolores (cólicos), y demás agobios…

Como véis me "rallo" muchísimo (demasiado), pero no puedo evitar buscarle el porqué a todo (igual que hacía con el pobre de mi padre cuando era pequeña: siempre quería saber el porqué de todo. Tengo una curiosidad innata por saber cómo funcionan las cosas, por qué el cielo es azul, por qué el mar puede ser azul, verde esmeralda o turquesa -como en Cerdeña ¡¡¡me flipó!!! Aquí tenéis un par de fotos que hice en ese viaje (julio-agosto 2009). Estaba entre mis islas favoritas para el viaje de novios, peeerooo como empecé a trabajar un mes antes de la boda, nos quedamos en Madeira porque yo tenía pocos días de permiso… A pesar de tardar 9 años en ir a Cerdeña, lo conseguí-. Maridito es mi talismán de la suerte, y a pesar de que he tenido que importar las muñecas…¡¡¡y me está saliendo carísimo!!! (ya os he contado que en España no he conseguido proveedores y que he ido de "acusica" a Mattel España… ¡¡¡y a Mattel USA porque aquí no conseguía hablar con nadie…!!!), me da mucho miedo que la tienda no funcione. ¡¡¡Ahora entiendo que estén tan caras en la mayor parte de tiendas online!!! Seguro que han tenido que importarlas, igual que me ha pasado a mí… Pero esa es otra historia.

Como os decía, estas son dos de las miles (literalmente) de fotos que hice en Cerdeña (y eso que todavía tenía mi "patatita" de cámara… Ojalá hubiera tenido ya mi Canon EOS 550D, de la que estoy enamoradaaaa… Ya se ha quedado obsoleta, claro, pero es lo malo de la tecnología). No me enrollo más: la foto. La hice en Stintino. Podéis ver la isla de Asinara. Y por si os lo estáis preguntando, sólo hice fotos allí. No me bañé (maridito no es muy fan de la playa…) A él lo que le gustan son los paisajes, los paseos… y la gastronomía (entre otras muchas cosas), peeero un "peacho" susto que tuvo en la playa a los 2 años (¡¡¡se acuerda!!!) hace que le tenga más miedo al agua que un gato… Lo he intentado, pero no hay forma de convencerlo para que aprenda a nadar… De todos modos, en este viaje conseguí que se metiera en el agua por dos razones: el mar era como un plato (¡¡¡no había olas ni olitas ni nada de nada!!!), y el agua estaba calentita. ¡¡¡Las cosas que se hacen por amor!!!

Cerdeña (Stintino - Asinara) 2009
¡Esta foto me encanta!

Cerdeña (Stintino) 2009
Esta, también

En el reto de este mes os propongo crear a vuestro profesor ideal para incorporarlo al Instituto Monster High, porque conocemos a muchí[email protected] [email protected], pero muy poco a [email protected] [email protected] (y sóloa [email protected]…), y, casualidades de la vida, quiero contaros qué me ha pasado con 3 profesores de la "Uni" a los que hacía mucho que no veía (a uno de ellos llevávamos unos 6 años -más o menos- sin coincidir con él. A los otros dos la última vez que les vi fue en septiembre del año pasado en el XX aniversario de mi Facultad (en realidad Escuela porque es una Ingeniería): a finales de junio nos encontramos con uno de nuestros profesores de la Universidad. Me sorprendió que me contara que él también había sufrido una depresión recientemente… ¡Ahora lo entiendo! Vivimos muy cerca y muchas veces lo veía llevar o traer a su hijo pequeño del colegio, y me sorprendía mucho que no me saludara. Me preguntaba si estaría enfadado conmigo porque era rarrro, rarrro, rarrro…

Los otros dos profes: a una me la encontré en la Pescadería de Carrefour (¡ya véis!) Me dijo que me veía muy bien, aunque todavía no era la Ana de siempre, pero que se alegraba de verme mucho mejor que el año pasado en el Acto y la cena del XX Aniversario.

El tercero nos lo encontramos este miércoles en el Centro de Salud (tenía que ir a hacerme una analítica rutinaria), y él también estaba allí por la misma razón. Hacía 6 años que no nos veíamos. Es psicólogo, y me dijo que yo puedo con todo, que está seguro de que voy a superar todo esto, de que estoy en muy buenas manos (médicos), que cree que no debo olvidar que tengo 2 problemas (aunque estén relacionados), y que a ver qué me dicen en Pamplona. Por supuesto, además de todo esto nos contamos cosas de nuestras vidas (¡¡¡ya tiene un nieto de 3 años!!! Se llama como él), y me dio muchos consejos (también como psicólogo, claro): mucho ejercicio, spas/termas/balnearios/piscina/mar, yoga/pilates/relajación… y sobretodo cambiar de vida. Me echó una pequeña (y muy cariñosa) bronca porque me dijo que lo mío había sido un "burn out" por trabajar demasiado… Tiene toda la razón: durante años sólo conseguía dormir 2 ó 3 horas. Me despertaba y me iba al despacho de casa a ponerme a trabajar (os confieso que trabajo mejor por la noche que por el día, no sé por qué, pero ahora, con toda la medicación que tomo no puedo hacerlo aunque quiera; sólo cuando no puedo dormir por el dolor -pero en esos momentos no me apetece trabajar, claro-).

Maridito ya está saturado de que siempre le haga la misma pregunta: "¿por qué me tratan con tanto cariño?" Y él me dice: algo habrás hecho… Pero yo insisto, y hasta que me recuerda cosas que he hecho relacionadas con esa persona, no soy consciente de ellas. ¿Me repito mucho, verdad? Es que estoy alucinada, tanto por vuestro cariño como por el de aquellos que me conocen hace muchos años… Nunca he sido consciente de lo que hago ni cómo lo hago. Yo soy como soy, y no hay más… Quiero decir que no hay "artificios" de ningún tipo. Eso me ha hecho muy vulnerable (así he acabado).

No sé cuántas veces os he contado que antes evitaba que me tocaran (no me gustaban los abrazos ni los besos ni demás "achuchones"), pero desde diciembre del año pasado (cuando empecé a querer ver a mis [email protected]) confieso que necesito muchos mimos para sentirme segura, querida… No sé cómo explicarlo… Bueno, pues ese es uno de los muchísimos cambios a mejor que ha traído esta enfermedad (además de no poder evitar asociar "Angry Birds" + Ingreso Hospitalario… Ya véis…)

angry birds

Y eso era, precisamente, uno de los consejos que me dio mi profe (JF, el que nos encontramos en junio): que tengo que ver esto como una oportunidad, no como una desgracia, y que él (me conoce desde hace casi 20 años) está seguro de que soy lo suficientemente fuerte como para superar todo esto. Puede que tenga razón, pero no podría conseguirlo sin el apoyo de [email protected], tanto los que tengo aquí físicamente como [email protected] que estáis conmigo todos los días a través del blog, o de cualquier otro canal (mails, etc.) gracias a Internet. Vale, de acuerdo: soy lo suficientemente independiente (y fuerte!!!) como para superar todo esto yo solita, pero ahora (entre otras muchas mejoras) soy mucho más cariñosa. ¿Por qué? Por las toneladas de cariño que recibo. Y eso no es algo que ocurra porque sí, como me dice maridito…

¿Qué es lo me dice maridito (él, mi familia, mis amigos… y parece que el resto del universo también se ha puesto de acuerdo con [email protected])? Pues que las cosas no pasan porque sí, y que si todo el mundo está preocupado por mí, y si recibo tanto cariño es porque yo lo he ido "sembrando" desde hace muchos años… Cierto que muchas veces pensaba de mí misma que era tontita por ser así, pero no podía evitarlo: cada [email protected] somos como somos, y cuando intentas hacerte pasar por alguien que no eres, tarde o temprano se nota… o te descubren. Así que, a pesar de todos los palos que me he llevado en esta vida por ser así, no me arrepiento. ¿Vosotros también creéis que se recoge lo que se siembra? Ya me contaréis… I

En los últimos años he oido ¿demasiadas? veces: "el tiempo pone a cada [email protected] en su sitio", pero hasta el momento en el que enfermé, no estaba de acuerdo con esta frase. Será que "[email protected] han nacido de pie"… A mí me ha tocado estar en el grupo de [email protected] "[email protected]" durante demasiados años (en julio cumplí 41 años), y en los últimos seis años de mi vida he sido maltratada (literalmente) por alguna gente (no merecen llamarse "personas", porque, sin ninguna duda -y conozco muchísima gente- son [email protected] peores [email protected], preprotentes, [email protected]… trepas y otras muchas cosas…- con [email protected] que he tenido que trabajar, que convivir): "burn-out" y "mobbing" han sido dos de las situaciones que me llevaron al punto en el que estoy.

Mi amiga Lucía dice que inevitablemente, cuando vas al/a la psicó[email protected] te vuelves más egoísta, en el sentido de que piensas más en tí que antes, de que aprendes a decir no… y no voy a enrollarme más. Pero tiene razón. Siempre anteponía a [email protected] frente a mí, y así me ha ido… Ahora tengo que aprender a ser la primera para mí misma, y no es nada fácil), también valoro mucho más todo, aunque por culpa de la depresión no soy capaz de disfrutar de todo lo que me está pasando… ¡¡¡Tengo tantas cosas por las que estar feliz!!! Una de las más importantes: estar descubriendo que soy muy querida (sigue sorprendiéndome…), pero también otras muchas: la enfermedad me ha permitido centrarme en mi colección como nunca habría imaginado (es mi único gasto -casi no salgo de casa, no quiero comprarme ropa para que no me recuerde luego todo esto…-), y también ver cumplidos algunos sueños que pensaba que eran imposibles…

¡Menuda parrafada os he soltado otra vez más! Quería postear sobre mi último DIY WIP (Work-In-Progress) -no me invento estas siglas-, pero al final no podía evitar tener que explicaros por qué nadie recibe noticias mías… ¡¡¡No os olvido!!! Pero no estoy con ánimos para comunicarme con nadie (estoy muy de bajón, porque los cólicos no han cesado… y me he asustado muchísimo, tanto que el 8 de octubre -espero que no me ingresen…- maridito me lleva a Pamplona. ¡Menudas vacaciones que va a pasar el pobre! El 12 de octubre hace 12 años que nos casamos, y había pensado en irnos de viaje esa semana, ya que este verano yo no estaba como para irme a ningún lado, y nos hemos quedado sin vacaciones "por mi culpa"…)

Resumiendo (para poder empezar realmente con el post de Megan Byte -el siguiente a este-): hace casi un mes que estoy otra vez con cólicos -el último domingo casi le pido a maridito que me llevara a Urgencias…-, y aunque ya no estoy en la fase de ser "un cuerpo sin alma", no puedo escribiros (contactar con [email protected]) en este estado… Lo haré, igual que publicaré toooooooooooodooooooo lo que me habéis enviado… Ya veremos que me dicen en Pamplona…)

Ahora sí que va el post de Megan Byte. ¡¡¡Gracias Shubby por tu comentario en Flickr ;)!!!

Nos vemos (leemos)!

[ad name=”Banner Grafico Horizontal”]

Otros posts...

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies