Spielwarenmesse 2015: Hasbro se apunta a la impresión 3D ("sui géneris")

muñecas, juguetes, DIY, inspiración y mucho más

Spielwarenmesse 2015: Hasbro se apunta a la impresión 3D (“sui géneris”)

1.24K 0

El año pasado en la NYTF (Feria del Juguete de Nueva York) ya se adivinaba que la impresión 3D iba e empezar a "hacer pupita" a las grandes empresas jugueteras, incluso a aquellas que tienen productos que permiten (hasta cierto punto…) customizar las muñecas que venden como Madame Alexander y American Girl (una de las marcas de Mattel), entre otras.

American Girl Place (tienda de la 5ª Avenida - Nueva York)
American Girl Place (tienda de la 5ª Avenida – Nueva York): personaliza tu muñeca eligiendo cara, pelo, ropa, accesorios…

Incluso Monster High que con su -hasta ahora conocida- última colección de la línea "Create-A-Monster" pretende facilitar la customización de muñecas a [email protected] [email protected] que no sabemos pintar / dibujar nuevas caras o hacer transformaciones simples que no implican "estropear" la muñeca original (tal cual la hemos comprado).

Con esto, una vez más vuelven a mostrarnos que nos siguen (no en el sentido acosador, sino para ver qué tipo de cosas estamos haciendo [email protected] fans con las muñecas) para saber qué cosas son las que nos gustan y seguir incrementando ventas año tras año (aunque ya no son el "bombazo" del principio…, en parte es culpa de ellos: han querido exprimir tanto su gallina de los huevos de oro que nos han saturado con quinientos mil (¡y pico!) personajes nuevos, al no conseguir vender las nuevas colecciones con los personajes iniciales). Tendrían que espaciar más las novedades y no soltarlas todas a la vez. ¡Cada vez resulta más imposible seguirles el ritmo económica y logísticamente (¿en cuántas casas caben todas? En la mía hace mucho que están apiñadas y ya no puedo disfrutar viéndolas bien colocadas en las vitrinas… Todo es un caos permanente, y eso lo destesto).

Esta nueva colección se podría adaptar perfectamente para ser un producto que se podría adquirir a través de un servicio de impresión 3D con envío a domicilio: no sabemos dibujar, pero con un ordenador y unos cuantos diseños entre los que elegir, e incluso permitiendo que los usuarios suban nuevos diseños (y que también puedan ganar algo de dinero con sus aportaciones al catálogo de productos… -esto no es nada nuevo, como luego veréis-) se podría hacer perfectamente.

Incluso voy más lejos: ¿por qué no poder imprimir de este modo alguna pierna, brazo, muslo, mano, etc., roto? Yo soy muy sentimental con mis muñecas (sí, aunque sea coleccionista y en "Toy Story 2" digan que [email protected] coleccionistas encerramos a [email protected] pobres muñ[email protected] en cajas de metacrilato eternamente… Pues miren ustedes, señores de Pixar – Disney: a [email protected] de [email protected] nos gusta "tocar" a [email protected] muñ[email protected], "jugar" con [email protected], hacerles fotos, vestidos, [email protected] de viaje… ¡¡¡y les tenemos cariño, igual que a los juguetes de nuestra infancia!!! Puede que incluso en nuestra infancia no pudiéramos tenerlos y ahora que tenemos un trabajo estamos cumpliendo pequeños sueños que quedaron sin poder realizarse. Piensen en ello antes de atribuirnos tanta maldad y amor al dinero (si no me gastara los "ahorrillos" en comprar algún "enamoramiento", pero a la mayoría de [email protected] esta afición nos "cuesta"… (no sólo dinero; ahí lo dejo abierto a interpretaciones). Me dolió que en esa película nos presenten como personas sin corazón… La vi por primera vez hace unos pocos meses en Disney Channel. ¿Y si la llego a ver con alguno de "mis sobrinos"? [email protected] saben que colecciono muñecas, y cuando vienen a casa jugamos con ellas (con las que quieran -excepto las Silkstone y otras pocas, pero tampoco les gustan-).

El tema este de la "Impresión 3D" en la Industria del Juguete no era nada nuevo para nosotros (Gerardo y yo): la primera vez que lo vimos fue en nuestra primera Spielwarenmesse, la de 2012, pero ese año parecía algo así como "una idea peregrina" de unos amiguetes, ¡y a ver si sonaba la flauta…! No nos convenció tal como nos lo presentaron, y mucho menos con las "cosas" que habían impreso: una taza, un dinosaurio tipo 2D para un llavero y algunas otras "chuminadas". Además, en aquel momento todo era en color gris y el acabado final no era "perfecto" (había bastantes irregularidades y defectos en aquella taza, por ejemplo). Lo siento, pero no tengo fotos porque no le di ninguna importancia, además de no gustarme.

Desde 2012 seguimos viendo la impresión 3D en el resto de Ferias a las que hemos ido (la Spielwarenmesse de 2013 y la NYTF de 2014), pero la primera vez que le vimos potencial fue el año pasado en Nueva York: "Piecemaker". Como podéis ver en la foto era un stand pequeño en el que Arden Rosenblatt y Alejandro Sklar utilizaban su impresora 3D para crear un montón de figuritas, miniaturas, comiditas, y otras cosas para jugar de colores llamativos. ¿Qué os parece?

Piecemaker (NYTF 2014)
PIECEMAKER (Arden Rosenblatt y Alejandro Sklar) – New York Toy Fair 2014

Parece que no nos equivocamos cuando pensamos "¡ahora sí! ¡Esto mola!", porque en noviembre se publicaba en "The Tartan" (el periódico de los estudiantes de la Universidad Carnegie Mellon) que habían conseguido firmar nada más y nada menos que con Toys 'R Us. ¡¡¡Enhorabuena!!!

Jeff Bezos también vio el filón, y el verano pasado Amazon puso en marcha un nuevo servicio: la impresión 3D. En este nuevo departamento se pueden comprar objetos impresos en 3D de empresas especializadas como Mixee Labs, Sculpteo e iMaker, además de poder personalizar lo que se vaya a comprar.

amazon impresion 3d

¿Qué tiene que ver todo esto con la Spielwarenmesse de 2015? Este año Hasbro también se apunta al carro del 3D, algo que deberían empezar a hacer todas las empresas jugueteras (o al menos, a considerar seriamente si no quieren que les pase lo mismo que a Kodak con la fotografía digital…) y, por sólo citar un ejemplo, podríamos imprimir nuestras propias piezas para el Monopoly (que este año cumple ¡¡¡80 años!!! En Nueva York estaremos en el evento que han preparado para celebrarlo, así que ya os contaré… Espero que permitan hacer fotos), y no creo que tarde mucho en llegar la impresión de accesorios para muñecas, piezas nuevas para arreglar muñecas (una pierna, un brazo…), o incluso crear Littlest Pet Shop diseñadas por nosotros mismos (esto es una sugerencia mía), o personalizar cualquier otra cosa de las que tiene Hasbro en su catálogo. ¿Cómo harán para evitar la piratería? Evidentemente saben que ese es uno de los mayores riesgos, no por permitirnos imprimir en nuestras casas lo que queramos, si no por la multicopia no permitida (= dinero perdido). Mejor me dejo de especular y os cuento lo que tienen en marcha.

Además de Monopoly (como os contaba antes), esta iniciativa es especialmente interesante para los fans de los Transformers, My Little Pony, Play-doh, Star Wars y Scrabble (la lista se irá ampliando). El proyecto ha sido denominado "SuperFanArt": Hasbro se ha asociado con Shapeways (un proveedor líder en servicios de impresión 3D online para que los fans puedan crear diseños y productos que sigan las leyes de propiedad intelectual, indicando claramente el origen conceptual de los diseños (algo así como "prototipos").

Los fans ahora podrán diseñar accesorios para sus personajes, complementos… Un ejemplo:

Imagen creada por Shapeways
Imagen creada por Shapeways

El nuevo modelo funciona más o menos así: los fans eligen el mejor de los diseños que se presentan (diseñado y elegido por ellos). Esto mejora la imagen de la marca para estos usuarios / fans / clientes, lo cual es de vital importancia para el futuro de la empresa (porque hacia ahí tiende el mercado, al menos de momento con la tecnología actual). Los principales beneficios para el usuario final es que ahora tiene acceso inmediato a un catálogo de productos cada vez más grande y accesible, con la opción de personalizar cada estatuilla y la posibilidad de ganar dinero si su diseño es elegido por la comunidad y Hasbro lo incluye en el catálogo (este es el modelo del que os hablaba antes en relación a Mattel y Monster High cuando sugería lo de poder imprimir con un servicio similiar a este brazos, piernas, manos, etc., que se hayan roto y que nos los envíen a casa. En el caso de los diseños aportados por algún fan, que pueda llevarse una comisión por su idea me parece algo normal y justo ¿no?)

Aquí tenéis algunos ejemplos:


Villains #1 – Blue Flu Discord (€107.04 by SFADathasholly[ver página]


Mane Six #3 – Rarity (€80.27 by SFADathasholly) [ver página]


Mane Six #1 – Applejack (€90.98 by SFADathasholly[ver página]


My Little Pony – Fluttershy (≈65mm tall) (€49.23 by SFAVIDALChristophe[ver página]


MyLittlePony – Spike, Take a Letter (≈130mm tall) (€85.63 by SFABrianHarris[ver página]

A mí no acaban de convencerme por varias razones: ¡¡¡son caríiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimos!!!, el acabado tiene un "no-sé-qué" que se ven como falsificaciones…, no quedan igual que los que se compran… Yo no los compraría. ¿Y si tuvieran precios "normales"? Pues tampoco. No son como los que se venden: parecen "piratillas"… Vamos, que no, que este "nivel" actual no me convence…, y tampoco es que sea yo muy fan de los My Little Pony…, pero la opinión que os estoy dando es como si lo fuera.

Estos ya son ejemplos del catálogo de Hasbro:

Con esta iniciatia Hasbro demuestra que está al tanto, no sólo de las tendencias tecnológicas, sino también de las demandas de los clientes, que lo que queremos siempre es comodidad, rapidez y los mejores precios posibles. El tema de la exclusividad es algo que sólo le importa a dos o tres (pero esas personas -estoy segura- preferirán tener el "packaging" tradicional con logotipos, marcas y certificados por todos lados. Creo que una cosa no quita la otra: son productos distintos, clientes distintos, mundos distintos… No es lo mismo jugar que coleccionar, ¿no? (bueeenoooo, puede que sí… Yo disfruto muchísimo montando escenarios para hacerle fotos a mis muñecas -tienes que inventarte una historia de alguna manera para que tengan sentido los elementos que aparecen en la foto-, haciéndoles vestidos, peinados… No sabéis cuánto me gustaría saber hacer zapatos (si mi padre y mi abuelo no se hubieran muerto cuando yo era tan pequeña… -ellos y mi bisabuelo eran zapateros; quizás por ese "gen zapatero" me gustan tanto los zapatos…- les habría pedido que me enseñaran… Incluso más de una vez pensé en que me gustaría que los zapatos que dibujaba de niña se pudieran hacer de verdad… Desde que murió mi padre no volví a dibujar zapatos nunca más -tenía 11 años-).

En la Feria de Nuremberg de 2014 Hasbro presentó la versión "personalizable" de Monopoly ("Mi Monopoly"), y con las casi infinitas posibilidades que ofrece la impresión 3D ya no sólo será posible personalizarlo con las fotos de la familia o de los amigos (o de quien queramos). Internet está lleno de fotos de muñecas customizadas que son auténticas obras de arte, preciosidades… aunque también hay algunos "churros" (yo, que no tengo ni idea sería una de las "churreras mayores del cosmos", ¡no sabéis cuánto me gustaría aprender! Pero lo mío no es el dibujo… Así que para evitar catástrofes, mejor no me atrevo).

En Estados Unidos Hasbro acaba de abrir la posibilidad a los fans de enviarles sus creaciones, ideas de nuevos juegos, juguetes… (algo que hace LEGO desde hace algún tiempo con bastante éxito, y algunas otras marcas). Esto les permitirá conocer y adaptarse a las demandas, tendencias, cambios en los gustos, necesidades…, de los clientes / fans muchísimo más rápido que la que les permiten los canales "tradicionales". Muy inteligente por parte de ellos, no sólo porque la cantidad de ideas que pueden recibir es muchísimo mayor que las que puede desarrollar el personal de la empresa (por mucho que sea, nunca será tanto como los fans / clientes), sino porque el objetivo de cualquier empresa es ganar más y más dinero cada año, y cuanto más y mejor conozcas a los que te dan de comer, más fácil será conseguirlo.

¿Qué os parece que las empresas jugueteras nos tengan en cuenta cada vez más desde el principio (desde cero incluso), y no sólo al final, cuando nos "toca" comprar alguno de sus productos?

A pesar de que finalmente tengamos la posibilidad de imprimir nuestros propios juguetes en casa (con el software que desarrolle cada marca), creo que seguirá habiendo demanda para ambos canales de distribución: el tradicional, y el de la impresión 3D. Como bien sabe Hasbro sus clientes compran productos "de marca" y muchos de ellos no van a querer renunciar a ello (es como si cualquier marca de ropa nos permitiera conseguir los patrones de sus diseños y que nosotros los cosiéramos en casa. ¿Cuántas personas renunciarían a las etiquetas? Precisamente, quienes compran los productos de esas marcas los compran porque "llevan" esa marca. Y otros, sin embargo, preferirán ahorrar y el tema de la marca ni se lo plantearán…

Eso es lo bueno: tener la oportunidad de elegir lo que quieres, y no que te impongan lo que sea (en cualquier tema). Vaya, al final me estoy poniendo demasiado filosófica… y todo por una impresora 3D. ¿Quién lo iba a decir? Jejeje.

Nos vemos (leemos)!

 

 

[ad name=”Banner Grafico Horizontal”]

Otros posts...

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies