Toys & the City 2015 (II)

muñecas, juguetes, DIY, inspiración y mucho más

Toys & the City 2015 (II): #TFNY15 #Mattel #wannaplay I want them all!!!

73 0

Lo que menos me gusta de las Ferias es que hay trillones de personas escribiendo sobre lo mismo al mismo tiempo, peleando por quién tiene más visitas, quién mola más y bla, bla, bla (midiéndose las "colitas", ya me entendéis, cuestión de "egos"), cosa que me aburre tremendamente (estoy convencida que tiene que ver con la edad…)

Lo que me gusta es poder escribir con un poco de perspectiva: toda la vorágine de las Ferias con todos los "guays" peleándose, los periódicos "serios" que cada vez publican más noticias relacionadas con el sector del juguete (aunque por desgracia, desinforman más que otra cosa…: casi todas las noticias que publican son de agencia, quienes escriben no saben nada de esto -pero para informar sobre deportes "reciclan" a antiguas estrellas del deporte… (y casi siempre me apetecería escribirles para decirles: "miren ustedes, datos, datos, datos -sin subjetividades-" porque se publican auténticas tonterías… No entiendo cómo las grandes empresas jugueteras no les "dicen" nada, o no les exigen publicar la información correcta porque, al fin y al cabo, ellos son los perjudicados). En Alemania, por ejemplo, en la "Press Room" por la media de edad soy una "pipiola", y casi casi la única chica. Siempre me pregunto si esos señores sabrán de verdad sobre el tema, pero luego recuerdo que hay un montón de revistas especializadas en el sector del juguete y de pronto ya no me parece tan mal. En Nueva York, sin embargo, la cosa cambia totalmente. ¡¡¡Como me molan los Estados Unidos!!! Aunque, eso sí, la Press Room de Alemania es de cinco estrellas en comparación con lo de la Feria de Nueva York… (unos pocos sofas, y punto. Casi se parece más a la cafetería de "Friends" -sin cafetería, claro- que a una sala de prensa… No se puede tener todo…) Así que, señores de los periódicos serios, si necesitan a alguien, consideren mi candidatura al puesto de reportera "seria", si la ocasión lo requiere (porque una es versátil :D).

Ahora que estoy libre de culpa (¡gracias, eclipse!), vamos a lo que importa: la Toy Fair of New York 2015, y como habréis visto en el título del post, empiezo por nuestro fabricante favorito: los señores de Mattel que siempre nos vacían los bolsillos…, achican nuestras vitrinas con las nuevas incorporaciones que nos podemos permitir, y rompen nuestros corazoncitos de vez en cuando con algún (/ varios / muchos) amor imposible… ¡Ay! Así es el amor muñequil cuando no hay "dineros"… ¡Jejeje! Menos mal que ahí estaban mis admirados Minions, y no pude resistirme a hacerme un selfie con ellos… ¡¡¡Más majoooooos!!! Estoy deseando que estrenen su película, porque esta vez ellos serán los protagonistas. ¿Curioso, no? Ser unos personajes casi "de relleno" y terminar siendo los protagonistas absolutos de la saga… Y es que estos chicos tienen muchas posibilidades: series, más películas, merchandising, merchandising, merchandising… Son un bombazo a nivel empresarial, pero prefiero quedarme con el punto de vista de la fan absoluta de los Minions :D.

Megablocks les ha dedicado una colección para que podamos divertirnos "a lo loco" con nuestros personajes favoritos de esta última década (vaaaaleeeee, también están las princesas de Frozen, pero hablamos de "bichos inclasificables en el reino animal pero que adoraaaaamoooos, jejeje). Aquí tenéis un par de fotos (en mi Flickr le dedico un álbum enooorme a este evento de Mattel. Allí podréis ver tooooodaaaas las fotos que hicimos Gerardo y yo):

 

¿A que molan? ¿Qué tendrán? ¿Por qué nos gustan tanto a [email protected], pequeñ@s y mayores? Pues nada, este año, en vez de LEGO, ya sabéis, lo que mola es MEGABLOCKS (y no sólo por los Minions, jejeje).

Estar en el Evento de Mattel es mucho más que hacer fotos, ver las novedades, alucinar en colores con todo lo que nos cuentan y lo que vemos (no hay tiempo suficiente para verlo todo: hay que ir super rápido, lógicamente, pero yo me quedaría mirando cada cosa como si estuviera visitando el Museo del Prado, el MoMA, el Metropolitan Museum of Arts, el British…, y es que si se pudiera medir en sangre la "Mattelmanía" de cada un@ de [email protected] que pasamos por allí… Otra vez llego a la misma conclusión: yo tenía que haber nacido allí, necesitaría una casa expansible, dinero infinito, días de 48 horas (o 72, ya puestos a pedir…), pero sobretodo, necesito salud, aunque cada día estoy mucho mejor.

Si tuviera que resumir en una frase toooodooo lo que nos han enseñado este año me bastaría decir que 'Mattel rocks once more!!!', aunque este año tengo la sensación de que ha sido un año más importante que otros, no tanto por las muñecas que he visto, sino por los avances tecnológicos que creo que son los que van a marcar la gran diferencia, no sólo en Mattel, sino en general, en todo el sector. Seguiré hablando de ello en los siguientes posts.

Algunas de las novedades de Mattel para 2015 ya las habíamos visto en Internet los meses previos a la Feria, pero, como siempre, verlos "en plástico, vinilo y/o metal" no tiene nada que ver: ¡¡¡son mucho mejores ([email protected])!!! Al menos, así "funciono": soy como [email protected] niñ@s pequeñ@s: los prototipos que veo en Internet no siempre consiguen "convencerme" -aunque eso pasa muy pocas veces, para desgracia económica mía-, pero al verlos "de verdad" empiezo a hacer cuentas… y nunca me llegan los "euritos" para tantos amores como surgen…

 

Como os decía antes, me han fascinado los "juguetitos tecnológicos" (no puedo evitarlo: mi corazoncito de informática me delata… De hecho, esta es una de las cosas que más me gustan de la Feria de Nueva York: la cantidad de juguetes tecnológicos y la cantidad de tecnología relacionada con casi cualquier juguete. Esto también implica otra cosa muy importante: más tecnología, mayor precio… Mucho mayor precio. Cada vez los juguetes se están alejando más de lo que consideramos "juguetes tradicionales", y esto también me alegra: ¿cómo es posible que llevemos ¡¡¡80 años!!! jugando al Monopoly, ¡¡¡70 años!!! jugando con Thomas y sus amigos, ¡¡¡56 años!!! jugando con Barbie… y así un larguísimo etcétera en el que también están los My Little Pony, Play Doh, Playmobil, LEGO, por citar otros también muy conocidos (o la españolísima Nancy). Ya era hora de que esto pegara un cambio y de que los juguetes del siglo XX sean historia. Estamos en el siglo XXI donde la tecnología lo ha cambiado todo (¡¡¡pero si hasta cocinamos sin fuego!!!, y no es cosa de brujería), ¿cómo no iba a cambiar el sector del juguete? ¡¡¡Gracias por evolucionar, señores!!! El modelo tiene que seguir cambiando porque todo (y digo todo) está "tecnologizado": coches, corazones artificiales, prótesis casi de ciencia ficción, drones cada vez con más utilidades en distintos campos…, y por supuesto, los juguetes. La impresión 3D será otra de las tecnologías que pondrá "patas arriba" el sector. Estoy absolutamente convencida de ello. Ya lo veréis, y apenas habrá que esperar (aunque en España, a nivel doméstico, esto sea -de momento- algo casi "marciano-. Por si os lo preguntáis, no, yo todavía (sip, "todavía") no tengo una, pero… ¿quién sabe? En estos momentos mi cabeza está ocupada con otras cosas).

): el nuevo "View Master" (¡¡¡nada que ver con el que yo tenía cuando era pequeña!!! Movías la palanquita, cambiabas la diapositiva, y ya… Aún así, me encantaba aquel "cacharro" al que mi madre también le ha dado el mismo destino que el resto de mis juguetes… ¡¡¡No puedo pensarlo que me pongo malaaaaa!!!) que Mattel ha creado en colaboración con Google, y "HELLO BARBIE", la Barbie que habla, y que sé que es un tema "calentito"… De ahí, las mayúsculas (pero a mí me ha encantado porque la tecnología, le pese a quien le pese está aquí para quedarse… e invadirlo todo.

¡He dicho "invadir"! Sip, la intimidad, una de las primeras cosas, aunque ya hace mucho de esto (y el que se esté enterando en 2015, va muy muy mal…) Por cierto, no estoy hablando de esta Barbie: estoy hablando de la TECNOLOGÍA, así, en mayúsculas: móviles, tabletas, portátiles, consolas de videojuegos (sí, sí, también), smart TVs… Cualquier "cosica" que esté conectada a Internet, para mayor "INRI" de los paranoicos (aunque más que paranoicos, inconscientes…)

No entiendo tanta polémica con la Barbie que habla: el País y otros periódicos españoles le dedican artículos sin parar "avisando" de la conspiración judeo-masónica que Mattel oculta tras esta muñeca… ¡¡¡Un poco de "sentidiño" -como decimos en Galicia-!!! ¿Y a nadie le "sorprende" -por no usar otra palabra- que si haces una reserva de hotel y usas tu correo de gmail para ello aparezca el hotel marcado en el Google Maps y demás "herramientas" de Google? Eso es casualidad, claro. Puestos a eso, también tendrían los señores periodistas que preguntarse qué conspiración judeo-masónica de dominación del mundo pretende iniciar Apple con SIRI, porque no me negaréis que no es algo muy parecido al "rollito" este de hablar "con" la Barbie… ¡¡¡Pero vamos a ver, señ[email protected], que si ustedes usan cualquier dispositivo electrónico conectado a Internet ya la han cag*do!!! Así que, menos paranoias absurdas y, como siempre, el que quiera que la compre, y el que no, que no la compre. Punto. Tanta "comedura de tarro" no tiene ningún sentido, ni argumentos válidos a poco que se piense con un poco de "sentidiño". ¿Que estamos siendo espiados? ¡¡¡Absolutamente sí!!! Eso es inherente a los tiempos que vivimos, la tecnología que usamos… Lo que si se puede elegir es el grado de exposición que cada uno puede "volcar" públicamente, pero que otros (quienes sean) podrán acceder a ello, eso es incuestionable.

 

Este año, evidentementeeee, ha vuelto a pasarme: ¡¡¡me compraría todo lo de Monster High, Barbie, Ever After High, Frozen, ¡¡¡y que os voy a contar de Megablocks!!! ¡Anda que no mola la colección de las Monster…! ¡¡¡El coche es E-S-P-E-C-T-A-C-U-L-A-R!!!, aunque no ha sido lo único que me ha encantado ;). Por supuesto, también los Minions (sip, Barbie también, claro :D), pero es que el resto (Assasins Creed, Halo, etc) ¡¡¡son una pasada!!! Este año creo que si que le van a hacer mucha "pupita" a LEGO que han presentado más o menos lo mismo de siempre (sí los Elfos, vale, pero es una "chorradita"). Señores de Mattel, ¡enhorabuena también con MEGABLOCKS!

Mi parte "friki" (además de con las colecciones dedicadas a varios videojuegos en Megablocks) también está muy contenta con lo presentado este año en la parte dedicada a los superhéroes de los cómics: sip, me lo llevaría todo a casa (¡¡¡céntrate Ana!!! Sólo muñecas… Esto me lo repetía como un mantra porque no dejaba de ver cosas que me encantaban… Repito, ¡¡¡qué bien conocen mis gustos los señores de Mattel!!!)

¡¡¡Y el coche de Darth Vader con control remoto, lo quierooooooooo!!! Ese mismo coche a tamaño real estuvo en la San Diego Comic Con 2014 y también viajó a la Spielwarenmesse de Nuremberg de 2015 (¡qué pena no haber ido porque me habría hecho una foto sí o sí! Si permitieran hacerse fotos dentro del coche, ya sería lo más…) ¡¡¡Qué bien conocen en Mattel mis gustos, cachis!!! (¿cuántas veces van ya?) Menos mal que una de las mejores cosas de ir cumpliendo años es dejas de tener berrinches porque acabaría de color azul como un pitufo (por no respirar) para ver si me lo compraban todo 😛 (¡ojo! "compraban": la táctica del "berrinche" es uno de los chantajes emocionales infantiles más insoportables. Lógicamente, no funciona cuando somos los que nos autofinaciamos los "vicios" :P. ¡Cómo me gusta ser mayor! Esto de no tener que pedir a alguien que tenga dinero que me compre o me deje de comprar… Si puedo lo compro, y si no, pues… ¡amor platónico! También tienen su "puntito", ¿no?Beatriz inspiró a Dante, Dulcinea a Don Quijote (ejem…): una Barbie original de los '60, las Barbie Tokidoki, Kimora Lee Simons, Ana Sui Boho siempre serán algunos de mis amores platónicos (no son los únicos…

Aunque sea un tema muy muy espinoso y a los señores de Mattel sea como mencionarles el anticristo…: una Bild Lilli auténtica de los '50, aunque también me conformaría con una reproducción… Y yo me pregunto: si ellos compraron los derechos de esta muñeca, ¿no se forrarían si lanzaran una edición especial "plasticosa"? Estoy convencida de que [email protected] la compraríamos).

 

Tendría que haber publicado este post hace casi un mes (toda una eternidad… ¡Lo siento, [email protected]!), pero durante la Feria terminaba tan agotada (tened en cuenta el cambio de horario -para mi organismo eran 6 horas más: las 5 de la tarde del reloj eran las 11 de la noche para mí, y todavía estábamos por ahí hasta más tarde, claro-) que al llegar al hotel (subí algunas fotos, como habéis ido viendo) ya no podía más… Si hubiera viajado yo sola, probablemente me habría perdido muchas cosas por bloguear: bien para el blog que habría conseguido la información en "vivo y en directo", pero no habría descubierto nuevos lugares de Nueva York, a pesar de los -20º del día más gélido (también ha sido una experiencia nueva 😉 ). Bloguear con "jet-lag" y viajar acompañada no es muy compatible (en la Spielwarenmesse sí que podía hacerlo). No me quejo… Soy muy afortunada: si nunca me habría imaginado poder estar en la Toy Fair de Nueva York, imaginaos la segunda vez… 

¿Por qué no he publicado al volver a casa? Esa es una historia mucho más larga (y complicada) de contar. Pero de hoy no podía pasar. Esto ya es demasiado: hoy hace ¡un mes! que empezó la Toy Fair, y a pesar de que tenéis todas las fotos que hice en el Evento de Mattel (lunes, 16 de febrero de 2015) en mi Flickr hace tiempo, hoy por fin aquí tenéis mi post :D.

Antes de nada, y como siempre, destacar lo encantadores y profesionales que son [email protected] [email protected] que hacen posible este evento, desde quienes nos acompañan hasta quienes nos presentan cada producto. ¡Gracias por explicarlo con la misma pasión que sentimos [email protected]! Es muy raro poder conjugar trabajo y pasión, quienes pueden hacerlo son mucho más que afortunados (¡es un sueño convertido en realidad! ¿Hay algún niño que quiera ser algo que no le guste? No cuenta cuando entra el dinero a "mancharlo" todo: estoy hablando de sentimientos "puros") porque es mucho más que un lujo, y desde luego, no se puede comprar con dinero. Mattel nos hace sentir así desde que somos niñ@s cuando jugamos con sus juguetes (y [email protected] "mayores" que seguimos jugando seguimos sintiéndonos así durante ese ratito en el que los problemas dejan de existir. ¿Existe un mejor trabajo en el mundo? Creo que por eso [email protected] querríamos formar parte de Mattel -mi casa es como una Delegación de Mattel con tantas muñecas y algunos otros juguetes de Mattel. ¿Seré adicta a [email protected]? O será lo que siempre digo, ¿habré nacido en el Continente equivocado? Sinceramente creo que tendría que haber sido americana porque me siento como en casa -aunque tengo la suerte de sentirme como en casa allá donde voy: por eso me siento "ciudadana del mundo"-).

 

 

¡Nos vemos (leemos)!

Otros posts...

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies